Haz realidad la meta de adquirir un hogar propio

Si tu meta este año es tener un hogar propio, existen muchas alternativas que te ayudarán de forma segura, fácil y rápida. Sólo hay que planificar e iniciar un proceso de búsqueda de información básica e importante para asegurarte de que lo lograrás. Lo primero es conocer cuál es tu capacidad de pago. Para ello, debes analizar y revisar cuidadosamente tus finanzas para determinar, en primera instancia, si cuentas con el suficiente dinero ahorrado para el pago inicial o pronto. Hoy existen muchas opciones e incentivos del gobierno para lograr un máximo de financiamiento, por lo que tal vez tengas que aportar nada o el mínimo. Recuerda, siempre debes contar con un fondo de ahorro para situaciones imprevistas.

Dependiendo de tu situación financiera, tu crédito y tus ingresos, pueden existir distintas alternativas de financiamiento para que puedas adquirir tu propio hogar.

• FHA – préstamos garantizados por la Federal Housing Administration que proveen hasta un máximo de 96.5% de financiamiento.

• RURAL – ofrecen un máximo de financiamiento de 100% si el área donde está la propiedad deseada cualifica y cumple con los demás términos y condiciones.

• VA – respaldados por la Veterans Administration y están dirigidos a las personas que están en el servicio militar o hayan estado activos.

• No Conformes – para clientes con características particulares.

• Conformes – se ofrecen bajo los programas Fannie Mae y Freddie Mac; flexibles y proveen varios productos.

Si dispones del efectivo porque has mantenido un plan de ahorro constante, ahora es tiempo de ver cuál de estas alternativas es la que más te conviene.

Al igual que cuando te preocupas por tu salud física, es tiempo de realizar una radiografía de tus finanzas para encontrar la receta adecuada, es decir, el tipo de préstamo que más te conviene.

Los dos componentes principales de este examen son: ingresos y gastos recurrentes o deudas. En esta etapa es importante buscar ayuda de un experto asesor hipotecario, un profesional que te ayudará a entender tus finanzas de forma clara y fácil. Te presentará las opciones que mejor se adaptan a tu realidad y te ayudará a tomar las decisiones correctas encaminadas a poder asumir la gran responsabilidad que implica el convertirte en propietario, sobre todo en lo que se refiere a asumir el pago de la hipoteca y seguir cumpliendo con tus responsabilidades y compromisos financieros.

Debes tener a la mano todos tus gastos o deudas recurrentes y presentar evidencia de tus ingresos y los de tu cónyuge, si aplica.

Otro factor que te ayudará a obtener un mejor financiamiento será tu puntuación de crédito y tus ahorros e inversiones. Para las instituciones financieras y los inversionistas, un individuo que mantiene unas buenas reservas y un buen crédito representa menos riesgo.

El próximo paso es analizar la totalidad de ingresos vs gastos y determinar un porcentaje de cualificación que se conoce como DTI (“Debt to Income Ratio”). Esto ayuda a entender mucho mejor, cuál será tu comportamiento con respecto a tus compromisos financieros durante la vida del préstamo. Contar con una fuente confiable de ingresos y reservas es fundamental al momento de solicitar un préstamo. La regla general es que no se comprometa más del 29% de tus ingresos brutos para pagar el capital e intereses de la hipoteca, impuestos y seguros. Esto puede variar dependiendo del requerimiento del inversionista. Existen varios tipos de préstamos hipotecarios y que cada uno cuenta con parámetros de aprobación particulares, por lo que es importante procurar la orientación de un experto en el área antes de comprar.

Con relación a la cualificación, las instituciones financieras o prestamistas necesitan saber todo lo que debes, aunque pagues tus cuentas a tiempo. Puedes tener suficientes ingresos para una hipoteca y aun así tu solicitud de préstamo puede ser rechazada si tus pagos regulares de deuda, incluyendo tu pago hipotecario, superan el 41% de tus ingresos totales.

Este proceso de análisis es vital para evitar situaciones difíciles en el futuro. No se trata de tener una casa sino de disfrutarla libre de preocupaciones. Aunque muchas veces pensemos que estos parámetros de cualificación son muy restrictos, están diseñados para protegerte como consumidor y evitar que te veas en la situación de no poder realizar tus pagos en el futuro. Si bien ninguna institución financiera tiene una bola de cristal para predecir el futuro financiero de nadie, sí se pueden proveer y presentar escenarios que te permitan poder enfrentar momentos difíciles.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: