Casa propia en el 2011

Un nuevo año siempre viene acompañado de una lista de resoluciones y metas que se convierten en el preludio de éxitos personales y profesionales que nos permiten progresar. Una de las metas que tiene toda familia es hacerse de un hogar propio. Y el momento se presenta propicio para ello, pues los precios y valores están atractivos, se consiguen buenas localizaciones y hay una amplia disponibilidad de incentivos, tanto de los desarrolladores como del Gobierno, así como tasas de interés bajas que facilitan el proceso de comprar el hogar soñado.

Para lograrlo y comenzar el año libre de preocupaciones y feliz de tener tu propio hogar, debes planificar de la mano con expertos asesores hipotecarios los pasos a seguir para que este proceso sea seguro, rápido y fácil de entender.

Antes de comenzar a buscar la casa de tus sueños, es importante elaborar un plan de compra sólido. El mismo te servirá de mapa en el camino de convertirte en propietario. Siempre que intentamos realizar una inversión tan importante como ésta, nos preguntamos:

¿Alquilar o comprar? – considera si tiene más sentido para ti comprar una casa o alquilar, según tu situación personal. Siempre es recomendable comprender los beneficios de ser propietario, además de las ventajas contributivas que esto constituye.

¿Cuánto puedo pagar? – si decides que comprar una casa es una buena opción, la pregunta siguiente es cuánto espacio vas a necesitar y cuánto puedes pagar. Crear un presupuesto para comprar un hogar te ayudará a crear objetivos realistas.

Una vez tengas elaborado un presupuesto, considera los diferentes tipos de vivienda disponibles: apartamentos “walk-ups”, condominios, urbanizaciones de acceso controlado y proyectos nuevos en áreas exclusivas, entre otros.

En este proceso tan importante es necesario contar con expertos para que te asistan en los diferentes pasos. A través de una institución financiera, podrás identificar todo lo relacionado a alternativas de financiamiento, intereses y pagos mensuales, entre otros.

Un profesional de bienes raíces puede satisfacer tus necesidades específicas como comprador de una vivienda, ayudándote a encontrar la propiedad que se atempere a tu realidad financiera y necesidad familiar.

La mayoría de los compradores de una vivienda quieren obtener la tasa de interés más baja del mercado, de acuerdo con su condición de ingresos y crédito. Las tasas de interés hipotecario varían de acuerdo con diversos factores:

• Escoger entre una tasa fija y una reajustable es una decisión importante que tendrás que hacer al seleccionar una hipoteca.

• Las ofertas son inversamente proporcionales. Pagar puntos o gastos de originación y descuento puede resultar en intereses más bajos.

• Entender el APR puede ayudarte a comparar costos entre dos o más instituciones de financieras.

• Términos más cortos tienden a producir tasas interés más bajas.

Recuerda que existen alternativas financieras para todo tipo de cliente y situación. Quienes cuentan con ingresos bajos y desean realizar el sueño de ser propietarios, también pueden hacerlo. En todos los municipios existen ayudas a través de distintos programas para hacer posible que más personas puedan a adquirir su hogar soñado. Además, el gobierno federal provee alternativas, como los préstamos RURAL y otros programas.

Dependiendo de tu situación personal, podría haber una serie de maneras adicionales para bajar la tasa de interés. Si el gobierno federal o estatal te considera como un comprador de bajos ingresos, podrías ser elegible para programas especiales de préstamos con tasas bajas que mencionamos anteriormente. Para obtener más información sobre estos programas, visita o llama a uno de nuestros expertos asesores hipotecarios.

Además, el programa de Estímulo de Vivienda del gobierno local hace todavía más atractivo y accesible comprar con un mínimo de inversión, lo que facilita que los consumidores mantengan sus reservas personales para cualquier eventualidad. Prepararse por adelantado te ayudará a que el proceso de compra sea rápido y sencillo.

Uno de los consejos para comenzar el proceso de precualificación es revisar tu historial crediticio. Es aconsejable entender tu puntaje de crédito, ya que esto te permitirá entender las oportunidades que puedes obtener con relación a ofertas y productos financieros. Recuerda que, incluso si no tienes un crédito perfecto, podrás cualificar para una hipoteca.

Tu próximo paso será reunir todos tus documentos financieros, como talonarios de ingreso recientes, planillas de los últimos dos años, estados bancarios y algunos documentos de la propiedad. Esto último está sujeto a que ya conozcas el área específica donde deseas vivir y puedas beneficiarte de los sistemas de valores que te permiten conocer cómo se comporta el mercado en esa región.

También es recomendable tener una idea general de los tipos de préstamo que están disponibles para determinar cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. Un experto asesor hipotecario, podrá ayudarte a comprender y seleccionar tus opciones.

Recuerda que la precalificación te permite saber cuánto dinero puedes tener derecho a pedir prestado. Cuando precualificas no estás solicitando una hipoteca, sino que le estás pidiendo a una institución financiera que te ayude a crear un presupuesto razonable para comprar una vivienda.

Una vez que hayas establecido un presupuesto para comprar una vivienda, el paso siguiente es salir a buscar una casa. Tu momento es ahora. Haz tu resolución para 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: