La compra o alquiler de estacionamientos en los condominios

Recientemente, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó la Ley Número 31 del 18 de marzo de 2010, que tiene el propósito de enmendar la Ley Número 104 de 25 de junio de 1958, según enmendada, conocida como la “Ley de Condominios”. La misma inserta en la “Ley de Condominios” el Artículo 14-B, que establece prioridad y derecho preferente a favor de los titulares de apartamentos residenciales o comerciales sobre terceros no titulares al momento de venderse o alquilarse un espacio de estacionamiento.

Para que el estacionamiento sea objeto de esta ley el mismo tiene que ser “…individualizado, que no esté sujeto a la titularidad de un apartamento…”. O sea, el estacionamiento en cuestión tiene que constituir una unidad susceptible de enajenación como finca aparte. Lo anterior es contrario a los estacionamientos que le son asignados a los apartamientos residenciales o comerciales como anejos para el uso exclusivo del apartamento al cual fue asignado.

Dicha legislación es de efectividad inmediata y tendrá aplicación prospectiva. La misma establece a su vez los mecanismos procesales para su aplicación. Estos mecanismos son los siguientes: “El titular del estacionamiento vendrá obligado a colocar un anuncio visible en el condominio por un período de 30 días y tendrá que notificar su intención de vender o arrendar el estacionamiento a la Junta de Directores del Condominio en un término de 10 días con anterioridad al periodo de 30 días de colocar el anuncio de venta o arrendamiento en el condominio.”.

El propósito primordial es darles prioridad y preferencia a los titulares, no se trata de una privación de la propiedad. Una vez se ha dado cumplimiento a lo anterior con el debido transcurso de los términos antes indicados, sin que titular alguno o el Consejo de Titulares del Condominio a través de su Junta de Directores haya manifestado interés por el estacionamiento, el titular vendedor ha de estar en total disponibilidad de enajenar o alquilar el mismo a favor de un tercero. Aunque este tercero no sea titular del condominio donde ubica el estacionamiento objeto de venta o alquiler.

De conformidad con lo anterior, lo establecido en esta legislación faculta a la Junta de Directores del Condominio a adquirir mediante compra o arrendamiento aquellos estacionamientos que estén disponibles. Lo mencionado ha de requerir la anuencia del Consejo de Titulares.

Dicha pieza legislativa no menciona si la anuencia del Consejo de Titulares ha de ser por unanimidad, mayoría o de cualquier otra manera. Ante esta omisión o silencio nuestra opinión es que la misma debe requerir una aprobación mayoritaria del Consejo de Titulares según se establece en el Artículo 11-A de la “Ley de Condominios” que trata lo relacionado a los elementos procomunales.

Medidas como ésta van dirigidas a que los condominios tengan un disfrute pleno de sus apartamentos brindándoles la oportunidad de adquirir ya sea mediante compra o arrendamiento un estacionamiento que anterior a esta nueva inclusión a la “Ley de Condominios” podía ser o era objeto de adquisición o arrendamiento por entes ajenos al condominio. Situaciones como ésta y otras que imperan en los condominios a diario e interfieren con el disfrute de los apartamentos a cabalidad por parte de sus titulares requieren de análisis, estudio, discusión y como en este caso legislación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: