¿Qué necesito y qué puede atrasar el proceso de solicitud hipotecaria?

¿Está considerando comprar o refinanciar? En Doral le orientamos sobre el proceso hipotecario y los pasos necesarios para que el mismo sea rápido y eficiente.

Todo comienza cuando llama o visita una de nuestras sucursales. Nuestros expertos hipotecarios le orientan de acuerdo al producto interesado. Una vez decide cuál es la mejor alternativa, le llenamos la solicitud de préstamo hipotecario y solicitamos documentos mínimos para continuar con el proceso.

Los documentos que necesita son: identificación personal válida; ingresos (últimos talonarios de nómina o cheques cancelados que cubran 30 días); depósitos (copia de los últimos tres meses de cuentas de bancos donde tiene depositados los fondos para la compra o gastos de cierre); copia de escritura de propiedad a comprar o refinanciar; certificación de deudas y valores de la propiedad (CRIM); costo inicial para cubrir tasación, informe de crédito, estudio de título, mensura (“plot plan”) según tipo de préstamo; personas retiradas (certificación de pensión y/o seguro social); si es negocio propio o cobra comisiones copia de los últimos dos años de planillas de contribuciones sobre ingresos o estados financieros, y registro de comerciante o patente para negocio propio

También hay documentos que pueden ser solicitados. Las personas divorciadas necesitan sentencia de divorcio con estipulaciones. Si usted recibe pensión alimenticia necesita la certificación de ASUME, copia de los estados donde le depositan la pensión y evidencia de ingresos adicionales, entre otros.

¿Por qué se atrasa un proceso hipotecario? El proceso se puede atrasar por muchas situaciones donde el cliente o institución bancaria no tienen el control. Algunos clientes descubren que tienen su crédito afectado o le han robado la identidad cuando comienzan el proceso hipotecario. En estas situaciones el cliente es quien debe hacer las gestiones con las diferentes compañías de crédito para que reporten la información correcta en el crédito del cliente.

También pueden acontecer atrasos por problemas legales. Éstos son difícil de predecir hasta que no se realice un estudio, los mismos no se pueden determinar.

¿Qué se puede considerar como una situación o problema legal?

En el estudio de título aparece información incorrecta de la propiedad, cliente o deuda.

Embargos federales o estatales.

Anotaciones de deudas o anotaciones de sentencia.

Falta de tracto (información) por no presentar la titularidad de los herederos o dueño de la propiedad.

Hipoteca previa salda, pero no está presentada en el Registro de la Propiedad.

Menores en la escritura y necesitan autorización del tribunal.

Discrepancia en la cabida del terreno y colindancia.

Cliente compró y no hizo cambio de dueño en el CRIM.

Propiedades sin tasar.

Deuda con el CRIM de dueño anterior . En estos casos, si la persona ha fallecido, la situación se complica más.

Cuando llega la tasación y la propiedad tasó menos de lo esperado.

La tasación indica que la propiedad tiene reparaciones o “safety issues”.

Cliente hace mejoras a la propiedad o ampliaciones en terreno que colinda con la propiedad y no le pertenece.

Cabida de la propiedad no es la misma que aparece en el estudio.

La propiedad tiene pozo séptico y éste no cumple con los requisitos.

¿Cómo el cliente puede prevenir alguna de estas situaciones? Verificar su crédito para prevenir el robo de identidad, si está comprando solicite al vendedor o corredor de bienes raíces un estudio para verificar que la propiedad no tenga situación legal.

¿Está considerando comprar o refinanciar? En Doral le orientamos sobre el proceso hipotecario y los pasos necesarios para que el mismo sea rápido y eficiente.

Todo comienza cuando llama o visita una de nuestras sucursales. Nuestros expertos hipotecarios le orientan de acuerdo al producto interesado. Una vez decide cuál es la mejor alternativa, le llenamos la solicitud de préstamo hipotecario y solicitamos documentos mínimos para continuar con el proceso.

Los documentos que necesita son: identificación personal válida; ingresos (últimos talonarios de nómina o cheques cancelados que cubran 30 días); depósitos (copia de los últimos tres meses de cuentas de bancos donde tiene depositados los fondos para la compra o gastos de cierre); copia de escritura de propiedad a comprar o refinanciar; certificación de deudas y valores de la propiedad (CRIM); costo inicial para cubrir tasación, informe de crédito, estudio de título, mensura (“plot plan”) según tipo de préstamo; personas retiradas (certificación de pensión y/o seguro social); si es negocio propio o cobra comisiones copia de los últimos dos años de planillas de contribuciones sobre ingresos o estados financieros, y registro de comerciante o patente para negocio propio

También hay documentos que pueden ser solicitados. Las personas divorciadas necesitan sentencia de divorcio con estipulaciones. Si usted recibe pensión alimenticia necesita la certificación de ASUME, copia de los estados donde le depositan la pensión y evidencia de ingresos adicionales, entre otros.

¿Por qué se atrasa un proceso hipotecario? El proceso se puede atrasar por muchas situaciones donde el cliente o institución bancaria no tienen el control. Algunos clientes descubren que tienen su crédito afectado o le han robado la identidad cuando comienzan el proceso hipotecario. En estas situaciones el cliente es quien debe hacer las gestiones con las diferentes compañías de crédito para que reporten la información correcta en el crédito del cliente.

También pueden acontecer atrasos por problemas legales. Éstos son difícil de predecir hasta que no se realice un estudio, los mismos no se pueden determinar.

¿Qué se puede considerar como una situación o problema legal?

En el estudio de título aparece información incorrecta de la propiedad, cliente o deuda.

Embargos federales o estatales.

Anotaciones de deudas o anotaciones de sentencia.

Falta de tracto (información) por no presentar la titularidad de los herederos o dueño de la propiedad.

Hipoteca previa salda, pero no está presentada en el Registro de la Propiedad.

Menores en la escritura y necesitan autorización del tribunal.

Discrepancia en la cabida del terreno y colindancia.

Cliente compró y no hizo cambio de dueño en el CRIM.

Propiedades sin tasar.

Deuda con el CRIM de dueño anterior . En estos casos, si la persona ha fallecido, la situación se complica más.

Cuando llega la tasación y la propiedad tasó menos de lo esperado.

La tasación indica que la propiedad tiene reparaciones o “safety issues”.

Cliente hace mejoras a la propiedad o ampliaciones en terreno que colinda con la propiedad y no le pertenece.

Cabida de la propiedad no es la misma que aparece en el estudio.

La propiedad tiene pozo séptico y éste no cumple con los requisitos.

¿Cómo el cliente puede prevenir alguna de estas situaciones? Verificar su crédito para prevenir el robo de identidad, si está comprando solicite al vendedor o corredor de bienes raíces un estudio para verificar que la propiedad no tenga situación legal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: